<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1029825460685309&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Cómo hacer que tu equipo disfrute el proceso de ventas?

No dejes que tu equipo de ventas se aburra con el mismo procedimiento de siempre, a veces puede llegar a ser tedioso y muy repetitivo contar con el mismo procedimiento. Si bien, como hemos comentado en otro blog, es importante estandarizar tu proceso de ventas, pero no significa que los pasos a seguir tengan que ser tediosos para tus empleados e incluso para el cliente.

Hagamos de este procedimiento una manera divertida de vender, ¿ves la diferencia entre estas dos preguntas?: 

¿Cómo le voy a hacer para alcanzar mi cuota de ventas? Y ¿Cómo puedo compartir este gran producto/servicio que ofrezco, con alguien que le pueda servir para resolver su problema? Ambas opciones tienen la intención de vender, pero la clave está en cambiar la perspectiva de tu equipo de ventas para que se sientan motivados y disfruten el proceso.

Conoce 5 maneras de vender y divertirte al mismo tiempo

1.- Piensa en la solución que ofrecen y sé empático

Debes tener en mente el problema especifico por que el está pasando tu cliente potencial y ofrece tu producto con un propósito real para ellos. No te centres en vender a todos, sino de vender a los que necesitan la solución que ustedes ofrecen.

Y sé empático, “vender no se trata de contar tu historia, sino de escuchar la de ellos.” No ofrezcas las características de tu producto, más bien ofrece la solución del problema de tus clientes potenciales.

ventas-empatia

2.- Crea un diferencial

Los clientes deben sentir confianza y seguridad con su asesor de ventas, encuentra la manera de cumplir tus promesas. Los clientes potenciales te están midiendo tanto como el producto o servicio que estás vendiendo, así que has que su relación sea única. 

Recuerda que la diferencia entre las expectativas y lo que realmente se entrega es lo que determina cómo se sentirán las personas al adquirir tu producto o servicio. 

¡Cada cliente es distinto! Por eso, aunque el proceso de ventas debe estar estandarizado, el trato directo debe variar dependiendo las características de éste, tomate el tiempo de conocer un poco los pensamientos de tu cliente para que el procedimiento de ventas sea exitoso y satisfactorio para las dos partes.

3.- Comunícate frecuentemente con él

Claro, sin llegar a ser acosador. Los clientes siempre valoran que las empresas están atentos a cómo se han sentido durante todo el proceso de venta y tomarse el tiempo de brindarle esta atención logrará crear valor entre el cliente y el equipo de ventas.

4.- NO es malo decir que no

Así como existen los clientes con los que hay más empatía, hay que reconocer que hay clientes difíciles. No tengas miedo de decir no a los malos clientes que roban tu energía, entusiasmo, tiempo, motivación o creatividad.

Dejemos atrás la idea de vender cueste lo que cueste. El equipo de ventas debe disfrutar el proceso, no sufrir y que se vuelva un dolor de cabeza para ellos porque es ahí donde empieza a bajar la productividad y la eficiencia.

Divertirse no sólo te permite disfrutar más del proceso de venta, sino que también es lo que te separa de tu competencia.

5.- Recompensa los esfuerzos de tu cliente

Al lograr la conexión con tu cliente, a este le encantará contarles a otros sobre esa persona que lo estuvo acompañando y asesorando en todo momento. Y como consecuencia llegarán nuevos clientes recomendados por una fuente de confianza.

Por eso es importante que recompensen sus esfuerzos, puede ser tan simple como un 10% de descuento en su próxima compra. Cada pequeño detalle ayuda a hacer que vender sea divertido para todos. Incluso puedes llegar a establecer el propio programa de “recompensas por recomendación” para tu empresa. 

recompensa-a-tus-clientes

Con esto nos podemos dar cuenta que el proceso de ventas no siempre tiene que ser tedioso y aburrido para los involucrados, busca las opciones que mejor le acomoden a tu empresa y a tu equipo de ventas.

Comentarios
0